1 mes!

… Hoy mis polluelas cumplen su primer mes.

He estado muy desaparecida aunque de vez en cuando he ido leyendo vuestros blogs, sin comentar, pero me he ido poniendo al día. Hoy me he decidido a sacarme la vagancia de encima y vengo a contaros un poco como fue todo. No sé si en una misma entrada podré explicar todo porque un mes da para mucho! Empezaré por el principio:

EL PARTO

Estando embarazada de 40 semanas en el hospital me propusieron inducir el parto para evitar una cesárea que sería más que probable si esperábamos más. Yo no quería que mi parto fuera así pero al final accedimos. La inducción me generaba muchas dudas y a día de hoy sigo pensando que tal vez si le hubiéramos dejado un par de días más a mi cuerpo se habría puesto de parto solo.

Ingresamos al día siguiente a las 8 de la mañana con tan mala suerte que me toco la matrona más desagradable y con menos sensibilidad de la galaxia. Lloré y todo por ella (y por los nervios). Luego aflojó un poco pero yo ya no me sentía a gusto con ella. Empezamos tempranito con la dilatación. Me pusieron una tira de Propess. Se coloca en el cuello del útero y aunque te dicen que al ponerlo te puede molestar en realidad lo que molesta es el poco tacto de la matrona porque si te la pone una más cuidadosa ni te enteras. Con esta tira puedes empezar a sentir contracciones o no. En mi caso tardé bastante en tener contracciones con dolor y la dilatación fue muuuuy lenta.

El caso es que a parte de que la cosa fuera a ritmo de tortuga, resulta que mis dos bebés se estaban colocando para nacer sin saber ellas que a la vez no podía ser y que bebe2 debía dejarle vía libre a bebe1, así que estaban chocando cabeza con cabeza y no había manera de que bebe1 se encajara. Cuando tuvieron eso claro me propusieron romper la bolsa, tampoco era lo que quería y me negué una vez, a la segunda accedí… Bebe1 se apoyó, esa es la parte buena, la mala es que empezaron las contracciones duras de verdad, a todo esto la mañana la habíamos dejado atrás hacia rato, la rotura de bolsa se produjo con el cambio de turno así que ya estábamos por la tarde. Las contracciones dolorosas de verdad llegaron cerca de la madrugada.

En algún momento que no recuerdo me explicaron que pariría en quirófano y que aunque bebe1 saliera sin problemas había que ver cómo venía bebe2. Yo ya empecé a visualizar todo tipo de maldades para que saliera bebe2 así que decidí que me pusieran la epidural. Una vez más, no era lo que quería pero así sucedió. Con la epidural dejé de sentir el dolor intenso de las contracciones pero notaba cuando venían y cuando se iban y la presión cada vez más fuerte en el ano. Así pasamos la madrugada y llegó la mañana siguiente con su cambio de turno y apareció un equipo nuevo de médicos y matronas. Me hicieron ecografia y tacto vaginal. Bebe1 estaba encajada, descendiendo muy lento y con la cabeza torcida así que intentaron girarla. Vinieron varias veces durante la mañana a practicar los pujos y de paso a intentar girar la cabeza de bebe1 y ver si bajaba un poco más. Finalmente, pasado el mediodía, consiguieron girarla y empezó a bajar así que nos fuimos a quirófano.

A mi chico lo vistieron de lila y no lo dejaron entrar hasta que tuvieron todo preparado.

Beb1 nació con fórceps, sana como una rosa y con un poco menos de 2500gr. Bebe2 no tardó en venir, salió disparada 5 minutos después por sus propios medios, también sanota y con 2100gr. El papi estuvo muy atento a todo lo que les hacían y las puedo ver desde el primer momento. Al final, mientras me cosían , me pusieron a bebe1 encima y mi chico se sentó al lado nuestro con bebe2. Al poquito ya estaban las dos buscando pecho así que nada más me llevaron a la habitación me las pusieron a las dos y así estuvimos un buen rato.

Parir a dos bebés a la vez es raro. No sé cómo será parir sólo uno, pero con dos es como que no puedes concentrarte, cuando sale uno te alegras y lo quieres ver pero también estás pendiente del segundo y tienes que seguir pujando y cuando sale el segundo sigues pendiente del primero y así te quedas en bucle hasta que por fin los tienes a los dos contigo. Yo realmente no pude verles la carita hasta que por fin estuvimos en la habitación.

Como veis mi parto no fue un parto para recordar aunque tampoco quiero olvidarlo. Forma parte de nuestra historia. Sin lugar a dudas la mejor parte fue el expulsivo, verlas escurrirse, escucharlas llorar por primera vez y sentirlas en mi cuerpo, pero fuera de mi. Con eso me quedo!

Otro día sigo contando cositas porque tal y como ha hecho mi compi de Ya somos padres me encantaría dejar constancia de las cosas que ya hacen mis bebés de 1 mes!

Besos!

Habemus donante!

Hoy S, la enfermera loca, me ha llamado para decirme varias cosas:

1.- como el título indica… HABEMUS DONANTE! Por lo que me ha dicho me ha parecido entender que ya ha donado otra vez porque me ha comentado algo así como que era de confianza o que la conocían o algo así… Si es una donante que ya conocen supongo que la ventaja es que más o menos saben como le sienta todo el tema de la estimulación y vas un poco más sobre seguro con el tema cantidad-calidad. Pobre, cuando hablo de estas cosas parece que este hablando de garbanzos… Pero ella es mi ángel!

2.- cambio de planes. No me tengo que pinchar PROCRIN. Se ve que Doc lo ha comentado con otros colegas y han decidido que no hace falta. No me he entretenido en preguntar bien el por qué y cómo soy curiosona me lo guardo para cuando vaya a revisión. Nada, solo por saber 😊 pero he de decir que me alegro porque lo de los pinchazos no me hacia ninguna gracia… Lo hubiera hecho, por supuesto! Pero mira, parece que me lo ahorro y fijo que en la cartera también se nota!

3.- tengo que seguir con las pastillas anticonceptivas hasta el día 31 non stop. Me tocaba que me bajara la regla en estos días pero han dicho que nanai, que ya si eso que me baje la semana que viene, supongo que para sincronizarme con mi donante, esta vez Doc quiere transfe en fresco y a mi me parece bien. La otra vez no pudo ser pero ahora ya sabemos de que pie cojea mi endometrio así que vamos a por todas! Supongo que lo de la aspirina sigue en pie porque no me han comentado nada así que las añadiré a la lista de la farmacia.

y nada, ahora ya solo queda esperar un poquito, PAGAR y hacia finales de noviembre… Transferencia de embrioncitos bonitos! ❤️❤️❤️

… Y parece que llega septiembre

… Y todo este tiempo, incluso con las vacaciones de por medio, no han hecho que el tiempo pase más rápido, no… Más bien todo lo contrario, ha sido un paréntesis laaaaaaaaargo y tedioso y no me ha servido ni para reflexionar ni para nada parecido. La verdad es que sólo me ha servido para ver más distancia entre mi misma y mi barriga de embarazada. A ver, no es que esté pesimista total. No es eso. Es solo que para mi tanto tiempo sin hacer “nada” es como perder el tiempo. Digamos que necesito tener siempre un plan en mente para percibir que las cosas marchan y, claro, un parón no es el mejor de los planes. He intentando embarcarme en otros proyectos para tener la mente y el cuerpo ocupados. Los he llevado a cabo, me han reportado mucho pero no me han apartado de mi plan central, mi eje en la actualidad. Ser mamá. En estos meses he tenido dos conversaciones con dos personas distintas. Dos personas a la que quiero y que me quieren y que, seguramente llevadas por ese amor, me han propuesto que desista y que adoptemos. No os imagináis lo que me duele eso… No es que yo no quiera adoptar. Adoptar era algo que teníamos en mente mi chico y yo incluso antes de saber que yo no podría tener hijos de la manera sencilla y básica. Pero es que ahora esa no es mi prioridad. Me gustaría quedarme embarazada y no creo que deba tirar la toalla tan fácilmente y por eso me fastidia tanto que me lo digan. Todavía no estoy en ese momento. No sé cómo explicarlo. De todas maneras, aunque me duelan esos comentarios, no las culpo. Sé que lo hacen porque creen que así acabarán antes mis sufrimientos. También pienso que es un poco de comodidad por su parte porque así dejan de sufrir por mi, me imagino que es una manera de ayudar ¿?, aliviarse y cerrar un capítulo que escapa al control de cualquiera. Lo que pasa es que todo ese sufrimiento es el que se imaginan ellas porque yo no sufro de una manera desesperada, solamente estoy un poco acojonada por no saber cuando se podrá dar el milagro de la vida dentro de mi y desde luego no necesito que nadie me dé consejos o alternativas, si les cuento mis sentimientos o mis expectativas es sólo para que me acompañen, pero les debe resultar complicado encajarlo…

Y bueno, así estamos, en stand by todavía puesto que hasta septiembre mi chico no podrá hacerse el FISH que tiene pendiente y sin ese resultado Doc no empezará a buscarnos donante. Además, incluso con el resultado del FISH en la mano me imagino que antes tendré que pasar por revisón de endometrio. Tengo que comentarle a Doc que, a pesar de estar tomando las pastillas anticonceptivas, mis reglas siguen siendo irregulares así que no sé muy bien como estará todo eso por ahí adentro.

Espero que con este nuevo inicio todo se nos dé mejor. Que los óvulos de mi donante y los bichillos de mi chico se lleven bien y consigamos algún embrioncito más. Que se enganchen a la primera y que nos queden hermanitos congelados que puedan venir al mundo en los próximos años 😁. Por pedir que no quede, no?

Alguien más en la sala a quien le hayan recomendado tirar la toalla?

Mi querido endometrio… De casi 7mm!

Eso quiere decir que el martes que viene tenemos transferencia! Mis dos embrioncitos, los dos que nos quedan congeladitos, esperando por su mami! Para empezar ya tengo analítica el jueves y el viernes ya a tope con la progesterona, mi fantástica amiga que me hace chorrear flujo a mansalva, perdón por ser tan gráfica.

Total, que estoy llena de esperanza. Otra vez. Pero no quiero que esta vez también me den un negativo así que no sé qué hacer… Me desesperanceo? No sé como se hace eso así que creo que seguiré igual aunque intentaré tomármelo con mas calma.

Bueno, la de hoy es una entrada cortita, tan cortita que hasta aquí hemos llegado!

Descubrimientos

En estos últimos días he descubierto algunas cosas:

1.- que soy bastante más emocionalmente inestable de lo que creía. Después de la beta, aunque fui a hacérmela ya sabiendo que daría negativo, me dio un bajón del que aun me estoy recuperando.

2.- tengo más miedos que antes. Es lo que tiene perder la inocencia… Al primer negativo supongo que te das cuenta de dónde estas puesto… Y no es un lugar fácil puesto que una vez estás dentro no sabes cuando saldrás con tu recompensa.

3.- uno de mis embriones sí que implantó. Hablando con una amiga que se ha hecho una FIV y que está embarazada ahora mismo de 10 semanas, le conté algunas cosas de mi beta. Entre ellas el pinchazo que sentí en un costado el día de después o el otro, no recuerdo. Fue un pinchazo que antes no había sentido. Por un momento pensé que sería implantacion pero enseguida deseché la idea. Y sabéis que? Creo que sí que fue un intento de uno de mis embrioncitos de agarrarse a mi. Eso me da esperanzas porque llegué a pensar que si además de que yo igual tengo alguna cosa más, si a eso le sumamos que mis embriones no son capaces de sacar las patitas para engancharse… Apaga y vámonos! Ahora sé, estoy segura, de que lo intentaron y creo que es mi útero el que esta chuchurrío.

4.- trombofilias… Podría ser? Algo parecido? Que se me hagan coágulos? Entre los antecedentes familiares, mi mala circulación y los estrógenos que me meto entre pecho y espalda para engrosar el endometrio… Total, que hoy me he hecho una parte de las analíticas y el 23 tendré los resultados.

5.- adiro. Es como la aspirina y sé que a algunas chicas que se hacen algún TRA se las dan por si acaso. Las conocéis?

6.- odio el aguacate. Lo odio tanto que si lo tengo en el plato soy capaz de no cenar por no comérmelo… Como ahora mismo, que llevo desde las 21h con la cena delante, un hambre que me muero y no hay huevos de probar bocado.

y bueno, así me encuentro… posicionandome otra vez y empezando a estar hasta el moño de tener que esperar a final de mes para empezar de nuevo… Por lo menos ahora ya tengo más ganas! Aunque también tengo más miedos…

Día -1 pre transferencia!

… Y estoy de los nervios! He pasado el día genial pero ha sido llegar a casa y ponerme ansiosa perdida! Creo que llevo una hora merendando 😱

Bueno, os cuento. Mañana ingreso a las 8:30h. La transfe será sobre las 9:30h. En esa hora de antes me han dicho que tendré que beber agua como si no hubiera un mañana. Con lo floja que soy yo para el pipí. Voy a llegar al momento clave con la vejiga a reventar! Vaciaré un poco, eso está claro. Después la transfe, diez minutillos me han dicho. Y después ingresada hasta el mediodía. Luego ya taxi y para casa a hacer reposo. Mi chico no, él tendrá que ir a mi doctora de cabecera a pedirle una baja, suerte que está al corriente de todo!

Yo pensaba que el día D no tendría que ponerme la progesterona pero me han dicho que no, que me la ponga igual, vía vaginal, que adelante la toma para que me dé tiempo de llegar a la clínica y que lleve la cajita porque igual me tienen que poner alguna mas después de la transferencia! Pues se van a encontrar eso llego de una pasta blanca porque vamos, por lo que he leído es bastante normal que quede un poco de residuo cuando es así. Había leido también que el día de la transferencia te la hacían tomar por vía oral pero en mi caso no será así, he preguntado para asegurarme y eso me han dicho, que por el chichi igual que cada día.

Total que mañana llegaré a la clínica con mis parches recién cambiados, la meriestra tomada, la progesterona insertada y la cortisona tomada la noche de antes. Menudo cóctel!

No me lo creo, el martes es mañana ya! Que nervios! Espero dormir esta noche!

Evopad75 Vs Estradot75

Puuuesss… La entrada de hoy va de comparativas.

Cuando en la clínica Doc y S nos encontraron una donante a mi enseguida me pusieron en marcha a nivel hormonal para ponerme a tono. Estrógenos, estrógenos, estrógenos… Pastillas azulitas llamadas meriestra y parches. Como yo no suelo ser demasiado delicada opté por comprar Evopad75, mas baratines aunque más grandecitos. La verdad es que cuando hablé de ellos en otra entrada solo tenía palabras buenas para ellos. Ligeros, fáciles de poner, no se despegan… El tamaño era lo de menos. Pero, al ponerme la segunda tanda noté que se me empezaba a irritar la piel. Doc me había dicho que eso podía pasar. Y me pasó… Al quitármelos empecé a notar picor en la zona además de la piel que había estado en contacto con los parches muy muy irritada, seca y roja. Y encima como mi endometrio no daba la talla todavía, me aumentaron la dosis a 3 parches!! Dios! Pero si ya no me quedaba espacio en la barriga para ponérmelos! Mi idea era repetir zona pero es imposible! Cada vez que me quito uno de esos parches la piel necesita un descanso y parece que largo.

Este martes fui a la consulta otra vez para valorar el efecto de la subida de dosis sobre mi útero. Fueron buenas noticias pero ahora tengo que llevar los tres parches, no se puede bajar la cantidad. Le comenté a Doc lo de mi piel y me dio para probar una cajita de Estradot75. Claro, nada que ver! Tres parches de Estradot ocupan lo mismo que solamente uno de Evopad75. Al principio me pareció que no se pegaban tan bien como los grandes pero no, al cabo de unos minutos eso ya estaba perfectamente adherido a mi piel. Aunque me irriten un poco (que aun no lo sé porque no me los he quitado), al ocupar menos tengo más espacio para ir cambiando de sitio. Lo malo? El precio… Cerca de 20€ por 8 parches! Pero creo que vale la pena. Ahora lo que tengo que hacer es ir a la farmacia y ver si puedo cambiar las cajas que me quedan de Evopad por las de Estradot… Espero que sí! Porque no quiero seguir poniéndome los Evopad por lo menos durante un tiempo…