Mis bebés de 3 meses

Casi tres meses y medio en realidad!

  • estan en pleno brote de crecimiento
  • han vuelto a despertarse cada dos horas por la noche para mamar
  • aguantan la cabeza un ratito cuando están boca abajo
  • se mantienen bien erguidas cuando las coges en brazos
  • se sonríen a ellas mismas cuando ven su reflejo en el espejo
  • bebe1 sonríe muchísimo a su hermana
  • bebe2 empieza a saber darse la vuelta para ponerse boca arriba
  • bebe2 coge objetos con las dos manos con bastante precisión y se los lleva a la boca
  • bebe1 empieza a coger soltura con las manos e intenta llevarse todo a la boca
  • bebe1 empieza a mover las piernas como si quisiese reptar
  • les crecen las uñas a las dos que da miedo
  • aceptan mejor el carro sobre todo bebe1 que ya le ha cogido el tranquillo a eso de dormirse en los paseos
  • les gusta mucho más el momento baño
  • cuando las vas a coger en brazos se ponen muy alerta y parece que empiezan a extender sus bracitos para facilitarte el trabajo
  • se ríen con las bromas y los sonidos raros
  • bebe1 entiende algunos juegos
  • bebe2 ha descubierto que a parte de balbucear puede gritar
  • bebe1 es experta en gritar 😂
  • las dos empiezan a arquearse como si quisieran ponerse de lado
  • les gusta mirar imágenes y la música

 

Seguro que hacen más cosas pero ahora estas son las que tengo en mente. Por cierto, hace poco me hablaron de las semanas mágicas de los bebés, alguna sabe del tema? Yo me baje una app por curiosidad 😜

Mis bebés de 2 meses…

  • estornudan de cuatro en cuatro
  • ya tienen los ojos de su color definitivo
  • les han crecido las pestañas
  • aguantan despiertas cerca de una hora
  • les gusta que las cojan en brazos y algunas veces se duermen
  • a veces lloran para dormirse sobre todo en la última toma del día
  • pueden estar solas mirando lo que tienen cerca más o menos 20 minutos
  • les gusta que les enseñen imágenes y cuentos. También los sonajeros!
  • bebé2 se excita muchísimo con los sonajeros
  • clavan la mirada en aquello que les interesa y lo siguen con intensidad
  • parece que ya ven al derecho!
  • tumbadas boca abajo aguantan unos segundos la cabeza
  • si las coges en brazos mantienen la cabeza tiesa mucho tiempo
  • te devuelven la sonrisa y también te sonríen para saludarte
  • pasan de la risa al llanto en dos segundos 😅
  • bebe1 es experta en grititos
  • bebe2 es experta en decir aaaaaaaaoooooooo
  • y también es experta en regurgitar…
  • se chupan los puñitos sobre todo cuando van en el carro
  • bebe1 no quiere chupete
  • bebé2 cogio una vez el chupete y hasta ahora no lo ha querido más
  • en el carro aguantan un poquito más y a veces se duermen. Otras veces se duermen en brazos y cuando las dejas en el carro continúan y no protestan. Ellas se pierden el paseo pero nosotros estiramos las piernas
  • ya pueden usar algunas prendas talla 1 mes
  • parece que quieren coger las cosas que les enseñas porque estiran los brazos hacia ellos
  • bebe2 ayer se encontró una mano mientras mamaba
  • a bebe1 le gusta mirarme mientras toma el pecho. Si la miro suele sonreírme con el pezon en la boca lo cual es muy gracioso o a veces pareciera que se hace la tímida y mira para otro lado y me vuelve a mirar de reojo
  • las dos se ríen dormidas
  • a bebe1 sigue sin gustarle el baño…
  • no les gusta que las vistan o desvistan, especialmente odian jerséis y bodis y te lo hacen saber llorando a pleno pulmón

Seguro que me dejo cosas de mis dos preciosidades pero por ahora esto es lo que van haciendo. Es increíble que ya hayan pasado dos meses! Ahora vamos a por el tres!!

Besos a todas!

Mis dos soles

… A partir de ahora hay una fecha que destacará por encima de cualquier otra.

Mi parto no fue el que yo esperaba pero poco a poco, estas dos hermosuras han conseguido que se difumine un poco el recuerdo.

La primera semana con ellas fue un auténtico caos hormonal. No os voy a engañar ni voy a edulcorar la maternidad. Hasta el día 12 después de parir no empecé a sentirme plenamente feliz. Estuve muchos días descolocada, hiperhormonada, cansadísima… Llena de dudas, de pensamientos contradictorios… Incluso llegué a pensar que no me sentía vinculada a mis hijas. Suerte que mi chico es como es y en todo momento procuró que recordaba lo bien que iba todo y los pocos problemas que habíamos tenido. Y tenía razón porque después del parto todo ha ido bien. Mis niñas están sanas, mi cicatriz no ha dado problemas, mis pechos han aguantado como campeones ante la hiper demanda de las peques… Que más se puede pedir? aun así, me costó 12 largos días ver la luz. Hay quien a esto lo llama el baby blues. Es tan brutal la adaptación que tienes que hacer que da hasta vértigo.

Peeero ya han pasado esos 12 días fatídicos, incluso ha pasado un mes! Estamos vivas y coleando, nos vamos conociendo los cuatro y cada día estamos mejor.

Me apetece contaros que mis amores nacieron con un hambre voraz y a los pocos minutos ya estaban pidiendo teta. Me las pusieron al pecho a las dos en cuanto terminaron de coserme. Los dos días en el hospital fueron fuertecillos, a todas horas estaban enganchadas haciendo su trabajo que era estimular a tope. Al tercer día, ya en casa, tuvimos la peor noche del mundo y ahí fue cuando me subió la leche. A día de hoy mis enanitas siguen siendo unas chupopteras y no me dejan ni un minuto. Supongo que al ser chiquitinas se cansan de mamar y por eso se van quedando dormidas y piden comer cada poco. Por las noches aguantan un poco más, igual dos horas o tres. No me cuesta en absoluto levantarme por las noches aunque a veces me desespera tanta teta durante el día. Literalmente, vivo postrada en el sofá. Cuando no es una es la otra y sino las dos a la vez pero sabéis que? En el fondo me siento feliz porque sé que estoy haciendo lo mejor para ellas y a la vista está que van cogiendo peso y parece que ya estamos en los 3kg cada una.

No os lo he comentado pero mis chiquitinas nacieron con menos de 2’5kg cada una. Al estar sanotas no necesitaron incubadora. Perdieron algo de peso pero sin llegar al 10% aún así nos mandaron a control de peso al cabo de unos días de estar en casa. En la cita vieron que bebe1 había perdido un poco más así que le mandaron suplemento durante una semana. Mi relación con la leche artificial y el biberón fue totalmente de amor-odio y si encima le sumamos mi baby blues… En fin… Un espectáculo! Al final retiramos el suplemento antes de la semana porque la pobre bebe1 terminaba vomitando. Por suerte las vistas a la farmacia nos desvelaron que la teta surtía efecto y las peques engordaban así que ah terminó la tortura y ya estamos a puro pecho. Con esto no critico a quien opte por la LA o la lactancia mixta, simplemente expongo como me sentí yo con respecto a ese tema.

En fin, creo que me estoy extendiendo demasiado así que os dejo aquí las cosas que hacen mis bebés de un mes tal y como hizo Ya somos padres:

  • maman a demanda y parece que lo hacen muy bien aunque a veces la postura no sea la mejor.
  • les encanta dormirse bien pegaditas a mí y si las dejo en la cama o en el sofá suelen despertarse rápido para comprobar si estoy o no estoy.
  • bebe2 sonríe con el pezón en la boca cuando está satisfecha.
  • cuando han terminado de mamar sueltan el pecho solas.
  • bebe2 olisquea el pezón antes de metérselo en la boca.
  • cuando quieren mamar pueden llegar a coger el pecho con sus manitas con más o menos acierto.
  • cada vez pasan más rato despiertas y observando.
  • a veces parece que reconocen mi voz aunque no terminan de calmarse al escucharme.
  • se mueven mucho, despiertas y dormidas también.
  • giran hasta ponerse boca abajo y hacen el reloj.
  • mantienen la cabeza cuando las coges en brazos pero lo de estar boca abajo aún no lo llevan bien.
  • a bebe2 le encanta que la pasee su papi, apoya la cabeza en el hombro y va mirando todo.
  • bebe1 es muy observadora y enseguida te busca y te sigue con la mirada. Bebe2 también ha empezado a hacerlo.
  • bebé1 empieza a esforzarse en sonreírte cuando le haces monadas. Bebe2 también suelta alguna sonrisa pero a veces se le confunden con el llanto.
  • su repertorio vocal es aaaaaa, eeeeeeee, gruñidos varios cuando están molestas y un gracioso le le le de bebe1 cuando llora. A veces cuando les hablas hacen sus intervenciones.
  • cada vez parece que toleran mejor el carro y los baños, o eso quiero pensar, jaja!
  • les gusta que les cambiemos el pañal. El cambiador parece mágico y cuando las pones en él se calman a no ser que tengan muchisísima hambre claro.
  • en la calle se duermen en brazos, en casa no!
  • desde hace poco alguna vez se han mirado mientras maman a la vez ❤️

Pues creo que hasta aquí llego por hoy, espero no haberme pasado!

besos!

 

1 mes!

… Hoy mis polluelas cumplen su primer mes.

He estado muy desaparecida aunque de vez en cuando he ido leyendo vuestros blogs, sin comentar, pero me he ido poniendo al día. Hoy me he decidido a sacarme la vagancia de encima y vengo a contaros un poco como fue todo. No sé si en una misma entrada podré explicar todo porque un mes da para mucho! Empezaré por el principio:

EL PARTO

Estando embarazada de 40 semanas en el hospital me propusieron inducir el parto para evitar una cesárea que sería más que probable si esperábamos más. Yo no quería que mi parto fuera así pero al final accedimos. La inducción me generaba muchas dudas y a día de hoy sigo pensando que tal vez si le hubiéramos dejado un par de días más a mi cuerpo se habría puesto de parto solo.

Ingresamos al día siguiente a las 8 de la mañana con tan mala suerte que me toco la matrona más desagradable y con menos sensibilidad de la galaxia. Lloré y todo por ella (y por los nervios). Luego aflojó un poco pero yo ya no me sentía a gusto con ella. Empezamos tempranito con la dilatación. Me pusieron una tira de Propess. Se coloca en el cuello del útero y aunque te dicen que al ponerlo te puede molestar en realidad lo que molesta es el poco tacto de la matrona porque si te la pone una más cuidadosa ni te enteras. Con esta tira puedes empezar a sentir contracciones o no. En mi caso tardé bastante en tener contracciones con dolor y la dilatación fue muuuuy lenta.

El caso es que a parte de que la cosa fuera a ritmo de tortuga, resulta que mis dos bebés se estaban colocando para nacer sin saber ellas que a la vez no podía ser y que bebe2 debía dejarle vía libre a bebe1, así que estaban chocando cabeza con cabeza y no había manera de que bebe1 se encajara. Cuando tuvieron eso claro me propusieron romper la bolsa, tampoco era lo que quería y me negué una vez, a la segunda accedí… Bebe1 se apoyó, esa es la parte buena, la mala es que empezaron las contracciones duras de verdad, a todo esto la mañana la habíamos dejado atrás hacia rato, la rotura de bolsa se produjo con el cambio de turno así que ya estábamos por la tarde. Las contracciones dolorosas de verdad llegaron cerca de la madrugada.

En algún momento que no recuerdo me explicaron que pariría en quirófano y que aunque bebe1 saliera sin problemas había que ver cómo venía bebe2. Yo ya empecé a visualizar todo tipo de maldades para que saliera bebe2 así que decidí que me pusieran la epidural. Una vez más, no era lo que quería pero así sucedió. Con la epidural dejé de sentir el dolor intenso de las contracciones pero notaba cuando venían y cuando se iban y la presión cada vez más fuerte en el ano. Así pasamos la madrugada y llegó la mañana siguiente con su cambio de turno y apareció un equipo nuevo de médicos y matronas. Me hicieron ecografia y tacto vaginal. Bebe1 estaba encajada, descendiendo muy lento y con la cabeza torcida así que intentaron girarla. Vinieron varias veces durante la mañana a practicar los pujos y de paso a intentar girar la cabeza de bebe1 y ver si bajaba un poco más. Finalmente, pasado el mediodía, consiguieron girarla y empezó a bajar así que nos fuimos a quirófano.

A mi chico lo vistieron de lila y no lo dejaron entrar hasta que tuvieron todo preparado.

Beb1 nació con fórceps, sana como una rosa y con un poco menos de 2500gr. Bebe2 no tardó en venir, salió disparada 5 minutos después por sus propios medios, también sanota y con 2100gr. El papi estuvo muy atento a todo lo que les hacían y las puedo ver desde el primer momento. Al final, mientras me cosían , me pusieron a bebe1 encima y mi chico se sentó al lado nuestro con bebe2. Al poquito ya estaban las dos buscando pecho así que nada más me llevaron a la habitación me las pusieron a las dos y así estuvimos un buen rato.

Parir a dos bebés a la vez es raro. No sé cómo será parir sólo uno, pero con dos es como que no puedes concentrarte, cuando sale uno te alegras y lo quieres ver pero también estás pendiente del segundo y tienes que seguir pujando y cuando sale el segundo sigues pendiente del primero y así te quedas en bucle hasta que por fin los tienes a los dos contigo. Yo realmente no pude verles la carita hasta que por fin estuvimos en la habitación.

Como veis mi parto no fue un parto para recordar aunque tampoco quiero olvidarlo. Forma parte de nuestra historia. Sin lugar a dudas la mejor parte fue el expulsivo, verlas escurrirse, escucharlas llorar por primera vez y sentirlas en mi cuerpo, pero fuera de mi. Con eso me quedo!

Otro día sigo contando cositas porque tal y como ha hecho mi compi de Ya somos padres me encantaría dejar constancia de las cosas que ya hacen mis bebés de 1 mes!

Besos!

36+5

Pues sí! Aún no estoy de 37 semanas pero parece que tenga que parir pasado mañana. Y no precisamente porque tenga síntomas de nada sino porque así lo vaticinan todos los “médicos” de a pie de calle con sus “uy! Ya estás a puntito, eh?” O sus “bueno, al ser dos seguro que se te adelantan”, ” los gemelos y mellizos suelen nacer antes de tiempo y pequeñitos”. Que sí, a ver, no creo que llegue a la semana 40 pero de ahí a que mis gordis sean prematuras hay mucha diferencia!!

En la ecografia de hace un par de semanas las peques pesaban casi 2’5kg y median cerca de los 45cm. Estan colocadas en cefálica las dos aunque bebe2 al no estar encajada parece que de tanto en tanto va cambiando de postura y cuando eso sucede yo me encuentro fatal. O sea, no es que se mueva sino que es cuando hay desplazamiento y, por ejemplo, de transversa pasa a cefálica, es entonces, en ese proceso, cuando me encuentro rarísima durante un par de días.

Los síntomas que tengo en estos momentos son:

– dolorcillos de espalda: mis costillas están sufriendo lo suyo

– un poco más de pipí que antes

– cierta presión en las zonas bajas y a veces algún pinchazo interno

– sueñete

– estómago con poca capacidad pero mucha gula con lo cual a veces termino arrepintiéndome de haberme dejado llevar

– pies de elefante

– algunas contracciones de BH por las noches aunque no estoy segura de que lo sean porque no es que se me ponga dura toda la barriga sino que se me ponen duras algunas partes…

– cansancio máximo cuando camino un rato

 

Y así es como andamos por aquí! Ningún médico (de los que pasan consulta) ha dicho nada de adelantar el parto, ni cesárea, ni nada de nada. En dos semanas me mandan a monitores que ya estaré de 38. Pensaba que al ser dos igual me mandaban antes pero no. Y como a ellos se les ve relajados pues yo me relajo también porque tuve unos días en los que estaba como obsesionada con que me quedaba poquitiiiisimo para parir!

Siento escribir tan de uvas a peras! Aunque me voy pasando por vuestros blogs para no perderme novedades ☺️

Besitos!!

33 semanas

… Dos bebes dentro de mi, unos 9kg ganados desde que la aventura empezó y… Recién entrada en el club de las que no duermen! De las que les duele la espalda! Y de las que se cansan con un simple paseo! Estaba muy mal acostumbrada y ya me pensaba yo que todo iba a ser así de guai hasta el final del embarazo. Pues no! Resulta que si estoy sentada un rato me duelen las lumbares, si me tumbo a veces me duelen las costillas (y alguna víscera por determinar) y cuando camino mucho me canso así que me toca hacerme a la idea y empezar a hacer vida tranquila, lo malo es que me siento un pelín frustrada y los días que he dormido muy poquito he estado de fatal humor. Además me han vuelto algunos síntomas de los del principio. Por ejemplo, se me hace bola en la garganta la saliva y tengo mucha mucosidad densa, densa. Lo bueno es que la nariz ya no me sangra tantísimo! Otra cosa buena es que por ahora los tobillos sólo se me han hinchado algunos días sueltos y algo que agradezco es no estar inmersa en ninguna montaña rusa hormonal que me haga cambiar el humor sin previo aviso.

Pero bueno, no todo son cosas malas 🙂 Las gorditas van creciendo, tienen buen tamaño para ser dos y por ahora no hay señales de que vayan a ser prematuras puesto que mi cuello del utero está todavía a 31mm. En unos 15 días tenemos la siguiente ecografía. Yo sabía que por ser embarazo gemelar te hacían más controles pero no me imaginaba que eso supusiera una ecografía cada 15 días. No me quejo, así puedo verlas más veces ❤️

El miércoles que viene tenemos cita para ir a una charla en el hospital en la que explican un poco qué hacer cuando me ponga de parto y tengamos que ir. Tengo ganas de saber esas cosas! Además me libraré de una de las clases de preparación al parto que no están siendo lo que yo pensaba… Mi matrona del ambulatorio se merece una entrada exclusiva solo para ella.

Bueno chiquis! Aquí os dejo por hoy! Besazos!

El calor, la barriga, el sueño… Que me está pasando?

Hoy escribo en modo desesperación.

Es cierto que a lo largo del embarazo he tenido algunos días de muchísimo sueño pero por norma general, después de que desaparecieran las vomitonas, mis días han sido más bien maravillosos y llenos de energía, incluso con unos tintes de hiperactividad muy rara en mi que soy más bien pachorrona… Pero ahora, aterrizando en la semana 30 no sé que me pasa… Estoy cansada. Madrugo mucho, desayuno y me duermo otra vez, me levanto y como y luego siesta y por la tarde, pues depende, a veces me espabilo un poco y otras sigo vegetando y por la noche, temprano a dormir. Esto me pone un poco de mal humor… Porque aunque duerma tampoco es que lo disfrute, es decir, me levanto como con agujetas en la panza, no puedo dormir en una postura mucho rato y cambiar cada vez me cuesta más… Y ya si me pongo boca arriba es la bomba porque directamente se me espachurran los pulmones y me cuesta respirar.

Por suerte, las cosas más importantes que tenía por hacer para la llegada de mis gorditas ya está hecho así que por eso no me estreso. Peeeeeeero… Saber que tengo la lavadora por poner y que no me apetece hacerlo y saber que NO LO VOY A HACER, me desespera un poco… Que me pasa doctor? Es normal? Es el cambio de estación? Es la barriga? He empezado a tomar extra de hierro de cara a la recta final del embarazo, igual también puede ser que estuviera un poco bajita no?

Aiiiii… Que mal día tengo!!